La fotografía con teléfono móvil: algunos consejos

2022-MedFoto-c-Oriol Alamany (1)
2022-MedFoto-c-Oriol Alamany (1)
  • 28/abril/2022

Oriol Alamany, fotógrafo, miembro de la organización y jurado de MedFoto.

Hace unos años, la coincidencia de la aparición de los teléfonos móviles fotográficos, con el boom de las redes sociales basadas en la imagen, «democratizó» la fotografía. Las ventas de cámaras compactas tradicionales se hundieron, a la vez que aumentaba la de teléfonos móviles.

© Oriol Alamany

El teléfono como cámara fotográfica

Las cámaras de los teléfonos presentan algunas ventajas (tamaño reducido, la conveniencia de llevarla siempre encima, la AI (Inteligencia Artificial) que procesa las imágenes de manera automática para que (casi) siempre luzcan bien, la posibilidad de compartirlas al instante con amigos o seguidores…

Pero también tienen algunos inconvenientes: en primer lugar, el minúsculo tamaño del sensor responsable de captar la imagen, proporcionando imágenes de menor calidad que las de los sensores grandes que equipan las cámaras fotográficas.

Por otro lado, uno de los atractivos de las cámaras tradicionales es conseguir encuadres variados mediante el uso de diferentes objetivos: grandes angulares, objetivos zoom, teleobjetivos… Un teléfono tiene un objetivo fijo muy simple. O dos, o quizás incluso tres: lo habitual es un gran angular, que equivaldría a unos 28 mm en una cámara convencional. Esto hace imposible captar a sujetos que se encuentren a cierta distancia.

Algunos modelos tienen una segunda cámara con un mayor angular más amplio, equivalente a un 16 mm. Y quizás una tercera cámara, con una óptica similar a un objetivo estándar de 50 mm. Muy pocos modelos ofrecen algo que se parezca mínimamente a un teleobjetivo: algunos disponen de un equivalente a un 80 o 125 mm, pero son minoría. Para acercar la imagen o simular un zoom, los teléfonos recurren al artificio de recortar la imagen. Lo que ocurre es que la AI hace maravillas y proporciona unos archivos finales muy retocados, que suelen lucir bastante bien.

Cala Biniparratx_c-Inigo Gomendio
© Íñigo Gomendio – Cala Biniparratx. MedFoto 2021, Finalista

La ausencia de archivo Raw

Las cámaras convencionales permiten fotografiar en dos formatos diferentes: Jpeg, un formato comprimido que procesa la cámara de forma automática, y el Raw o archivo original obtenido por la cámara, que después se procesa en un ordenador. Este archivo Raw no se puede manipular, por lo que los jurados de los concursos fotográficos lo utilizamos para comprobar la autenticidad de las imágenes presentadas.

Pocos modelos de teléfonos móviles permiten guardar el archivo Raw. Suelen ofrecer sólo la posibilidad de guardar un Jpeg ya procesado. Por ello, en el certamen MedFoto dedicamos una categoría especial a las fotografías hechas con teléfonos, ya que no pueden competir en el resto de categorías, en las que podemos exigir la presentación del archivo Raw original.

Fam de peix_c-Sergi Llaurado
©Sergi Llauradó – Fam de Peix. MedFoto 2021, premio Votación popular

Algunos consejos para fotografiar con teléfono móvil

Aunque las cámaras incluidas en los teléfonos móviles suelen trabajar de forma totalmente automática y la intervención del fotógrafo se reduce a escoger el sujeto y el encuadre, algunas aplicaciones ofrecen un Mode Pro, con las que al menos podemos seleccionar algunos de los parámetros.

Si tu teléfono te lo permite y quieres obtener mejores fotografías, comienza aprendiendo a compensar la exposición: suele haber alguna función + – donde puedes hacer la imagen más oscura o más clara de lo que te propone el automatismo. Exponer correctamente una fotografía es potestad del fotógrafo, no de la máquina.

Corbs marins_c-Lluís Remon
© Lluís Remon – Corbs marins. MedFoto 2021, Finalista

Si puedes, tampoco tienes que utilizar siempre el Balance de blancos automático. Con este parámetro la cámara compensa las tonalidades de colores de forma automática, pero esto no es siempre lo más conveniente. Según los que quieras conseguir, puedes usar el balance de blancos Luz de día (el icono de un solo) o el más cálido Nublado (el icono de una nube). ¡Ah! y piensa que muchos teléfonos pueden fotografiar en blanco y negro, obteniendo unas fotografías especialmente interesantes.

Siempre que puedas, no reencuadras mediante el zoom digital o limita su uso, ya que la calidad de la foto se degrada rápidamente, perdiendo definición. Si te encuentras que constantemente quieres tomar fotos con teleobjetivo, compra alguno de los suplementos ópticos que se encuentran en el mercado o, aún mejor, compra una cámara convencional.

A la hora de encuadrar, como norma general, no pongas al sujeto en el centro de la foto salvo que busques un efecto de simetría. Algunas aplicaciones de cámara permiten sobreponer una parrilla de líneas en el visor, lo que puede ayudar a la composición, o bien para nivelar los horizontes.

Un atractivo de las cámaras de los teléfonos es que suelen ofrecer la posibilidad de obtener unas fantásticas panorámicas de forma muy simple. Sin ir más lejos, la fotografía ganadora de esta categoría en el MedFoto 2021 fue, precisamente, una panorámica.

Navegant cap a l'infern_c-Andreu Pujades
©Andreu Pujades – Navegant cap a l’infern. MedFoto 2021, premio categoría Con Móvil

Y un consejo muy sencillo que te permitirá obtener de inmediato fotografías de mejor calidad: limpia las lentes de las cámaras de tu teléfono. No cuentan con ninguna tapa que las proteja y, al llevarlo a los bolsillos, siempre están sucias o con huellas dactilares. Esto provoca que la imagen se difumine y las zonas iluminadas brillen de forma desagradable. Un objetivo limpio proporciona mejor nitidez y tonalidades.

Por cierto, ¿sabes que hay fundas impermeables para teléfonos que ya permiten incluso utilizarlos para la fotografía subacuática?

© Oriol Alamany

Procesado de las imágenes

Aunque el formato ideal para procesar a posteriori una imagen es el Raw, los archivos Jpeg permiten un cierto tratamiento. Mejor no manipularlos demasiado, porque se van degradando. Pero sí pueden ajustarse desde mismo teléfono mediante alguna de las múltiples aplicaciones existentes, como Snapseed, Google Fotos, Adobe Lightroom mobile, PicsArt, etc. Evidentemente, también puedes descargarlas en el ordenador y procesarlas allí de forma más pausada.

Cuando se habla de equipos fotográficos, una frase muy común entre los fotógrafos es la del fotógrafo Chase Jarvis que decía: «La mejor cámara, es la que llevas contigo». Y ésta es precisamente la grandeza de la fotografía con móvil. Ahora resulta que todos llevamos siempre una cámara encima y esto nos ofrece la posibilidad de captar situaciones o luces inesperadas que quizás nunca quedarían registradas.

¡Aprovechémoslo!